Ética en las Instituciones Públicas en el Estado de Sonora

Autores/as

  • Itzel Belen Beltrán Lugo Auditora Supervisora del Instituto Superior de Auditoria y Fiscalización

DOI:

https://doi.org/10.36791/tcg.v0i8.14

Palabras clave:

Instituciones, Corrupción, Gobierno, Recursos públicos, Ciudadanía

Resumen

Acerca de la sociedad Sonorense, hoy en día trae consigo un problema de ética, la cual se viene arrastrando desde generaciones pasadas. Tanto el tema de la ética en el ámbito de las instituciones públicas como el del buen gobierno son materias realmente nucleares en el contexto de una sociedad como la actual. Por consiguiente, la administración pública mexicana se encuentra en un proceso histórico de cambio institucional que representa una transición para pasar de un sistema de lealtades personales a un sistema institucional, basado en el fortalecimiento y apego a las instituciones, a partir de nuevas reglas en el ámbito gubernamental. Así, el cambio institucional es un proceso complicado porque los cambios habidos al margen pueden ser consecuencia de los cambios en cuanto a normas, limitaciones informales y diversas clases de efectividad y observancia coercitiva. Además, generalmente las instituciones cambian de un modo incremental, no de un modo discontinuo. Por lo tanto, un mayor crecimiento económico es condición necesaria para salir del subdesarrollo y de acuerdo con la literatura, un factor importante para lograr lo anterior son las instituciones. Ahora bien, la relación entre corrupción y crecimiento económico depende del marco institucional, se supone que cuando las instituciones no funcionan de manera adecuada la corrupción puede remplazar la carencia de funciones institucionales, por el contrario, si las instituciones funcionan correctamente la corrupción actúa en detrimento de la producción, al obstruir el buen funcionamiento de las primeras. Así mismo, la corrupción ha atraído la atención de los economistas y las instituciones internacionales en las dos últimas décadas, y se han hecho esfuerzos para medirla y analizar sus causas y sus efectos sobre la economía. Y es que, desde hace muchos años ya, México enfrenta problemas muy serios por dejar hacer y dejar pasar las prácticas deshonestas y totalmente contrarias a la ética, tanto de la administración pública como de la iniciativa privada. Aquí no hay víctimas ni verdugos. Para que un acto de corrupción ocurra, al menos, se requieren de dos partes. “La corrupción afecta a las clases menos favorecidas. Ahora bien, ante el imperativo de mejorar la rendición de cuentas y de estrechar la relación con la ciudadanía, el gobierno abierto se ha colocado entre las principales aspiraciones de muchos en aras de mejorar las prácticas gubernamentales y contribuir a la consolidación democrática. Así pues, los pasos que ha tenido que dar el gobierno en materia de transparencia y Rendición de Cuentas han tenido que ser gigantes (en comparación con otras naciones) para estar en el concierto internacional, debido a varios factores, internos como externos, los internos se dan en la medida que las Instituciones terminan siendo percibidas como grandes entes llenos de corrupción y malos manejos de la administración. Ahora bien, el principio de la transparencia ha sido aceptado ampliamente en todo el mundo, por lo menos en el discurso. Como consecuencia, pocos funcionarios públicos expresan abiertamente su oposición a la revelación de información pública. En otras palabras, tiene el efecto perverso de que la verdadera oposición a la transparencia raras veces sea transparente. En este contexto, los perdedores harán lo que tengan que hacer para limitarse a aparentar que cumplen con los requisitos legales y los criterios civil. Pero la democracia no sólo tiene el componente electoral, es decir, el de la apertura y competitividad del acceso al poder, sino que también es medida por la forma en que se ejerce ese poder; y ahí el elemento clave es el de la rendición de cuentas, la capacidad de las instituciones para llamar a cuentas a sus gobernantes y, en caso de descubrir abusos de poder y anomalías en el ejercicio de gobierno, castigarlos política, administrativa y legalmente, según el caso. Como sostiene Serrano Sánchez (2009: 224) propone crear un órgano dedicado a "estar atentos al comportamiento de los gobernantes", a preocuparse por sus "actitudes". Dentro de las condiciones en las cuales debe trabajar una burocracia, el tema de la transparencia no nace con ella, será un trabajo realizado desde adentro y desde la sociedad en conjunto.

Citas

Bautista, O. D. (2007). La ética en la gestión pública. La ética en la gestión pública, 23.

Churchill, W. (2013). Transparencia y Rendición de Cuentas. Joven promotor de la transparencia.

Crespo, J. (2006). México en el Siglo XXI: Corrupción y Rendición de Cuentas. Dossier, 101-108.

Estrada Rodriguez, J. L. (2012). La Corrupción Administrativa en México. México, Instituto de Administración Pública del Estado de México, 531.

Fox, J., Haight, L., & Palmer-Rubin, B. (2011). Proporcionar transparencia ¿Hasta que punto responde el gobierno mexicano a las solicitudes de información pública? Gestión y politica pública, 3-61.

Hernandez Martinez, L. (2015). La Corrupción Nuestra de Cada Día. Alt Dirección, 2.

Martinez Robledo, M. (2014). Acceso a la información, transparencia y rendición de cuentas en México. 37 años de evolución. Revista de la Realidad Mexicana, 203-215.

Merino, M. (2005). www.cide.edu. Obtenido de www.cide.edu

Mikhail Soto, I., & Walter Cortez, W. (2015). La Corrupción en la Burocracia Estatal Mexicana. Revista de Economia Institucional, 161-182.

Navarro Rodriguez, F., & Gomez Gallardo, P. (2010). Acceso a la Información y periodismo. Revista Mexicana de Comunicación, 12-14.

Pública, S. d. (9 de diciembre de 2013). SFP. Obtenido de http://www.programaanticorrupcion.gob.mx

Ramirez López, L., & Sanchez, J. L. (2012). Crecimiento Economico, corrupción e instituciones en México. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades, 106-133.

Sanchez Gonzalez, J. J. (2009). El Cambio Institucional en la Reforma y Modernización de la Administración Pública Mexicana. Gestión y Politica Pública, 67-105.

Strom, K. (2013). una Teoría sobre el comportamiento de los partidos políticos competitivos. Andamios, 119-170.

Trelles, A., Altman, M., Magar, E., & McDonald, M. (2016). Datos abiertos, transparencia y redistritación en México. Politica y Gobierno, 334-364.

Villoria Mendieta, M., & Izquierdo Sánchez, A. (Noviembre 2017). Ética pública y buen gobierno. Regenerando la democracia y luchando contra la corrupción desde el servicio público . Revista Española de Ciencia Política, 217-222.

Descargas

Publicado

2018-08-31

Cómo citar

Beltrán Lugo, I. B. (2018). Ética en las Instituciones Públicas en el Estado de Sonora. TRASCENDER, CONTABILIDAD Y GESTIÓN, (8), 64–74. https://doi.org/10.36791/tcg.v0i8.14